3 errores que cometen las empresas al usar su caja chica y cómo evitarlos

  • La caja chica es una pequeña cantidad de capital que las empresas le destinan a imprevistos. Su objetivo es solventar gastos que no están contemplados dentro de un presupuesto. 
  • Contar con un conocimiento sólido del manejo de la caja chica, debe ser un punto primordial en las empresas, pues cerca del 37% de ellas no preparan este tipo de gastos, debido a la falta de conocimientos y herramientas en la administración de estos recursos.

 

Ciudad de México. 7 de diciembre de 2023. La caja chica ​ es un recurso para enfrentar gastos menores e imprevistos en el día a día ​ de las empresas y negocios. Con límites definidos, este fondo ofrece flexibilidad financiera sin la necesidad de complejas transacciones bancarias, por lo que el mantenimiento de un registro meticuloso asegura su eficacia como aliado confiable. Y es que de acuerdo con datos del sector, actualmente el 37% de las empresas mexicanas carecen de una planificación financiera, incluida la caja chica.

Actualmente, todas las empresas están expuestas a los gastos imprevistos y situaciones de emergencia; por ello es fundamental que cuenten con una caja chica controlada para cualquier situación inesperada. Para lograrlo, deben considerar que contar con un buen sistema de gestión de recursos representa un gran beneficio, sin importar si son grandes o pequeñas. Al ser empleada de forma ideal, les permitirá tener gastos mejor organizados, teniendo así un mejor control sobre ellos y evitar un impacto considerable en el presupuesto en algunas áreas en las organizaciones”, explica Santiago Gómez, Director de la Unidad de Negocios de Pay de Edenred.

Con esto en mente, el experto comparte 3 errores más comunes que cometen las empresas al usar su caja chica y cómo evitarlos:

1. Falta de caja chica

Contar con una caja chica es clave para llevar un buen control de gastos dentro de las organizaciones. Este fondo siempre deberá estar contemplado, aunque no esté en el presupuesto, con el objetivo de facilitar la planificación del dinero que se quiere destinar en dicho fondo y las maneras en que se puede gastar cuando sea requerido. 

Establecer una cantidad máxima de dinero para la caja chica es importante para mantener un equilibrio entre la cantidad de dinero a retener y el tiempo en que se repone. Debe asegurarse una cantidad máxima y no exceder esta misma. 

2. Carecer de políticas de gastos definidos

Las empresas deben definir con anticipación en qué se va a destinar el dinero de la caja chica. De no ser así, puede llegar a afectar el no tener ninguna guía o anticipación de esto y puede impactar en los colaboradores, ya que desconocen los gastos diarios de la empresa. Al designar una política de gastos, las reglas deben ser claras tanto para los directivos, como para los empleados con respecto al manejo del dinero que se asigna para cumplir ciertas actividades.

Por ello es importante establecer políticas de uso. La parte administrativa debe tener conocimiento de los gastos que califican como caja chica, sin embargo, también es recomendable que el personal ajeno a estos temas conozca como es la administración de estos recursos. Se recomienda justificar los gastos a través de facturas y/o llevar un control para reportarlo a final de cada mes.

3. Olvidar el rendimiento de los gastos

Si no se lleva un registro detallado de los gastos, las organizaciones empezaran a experimentar fugas por cada desembolso que se haya hecho. Esto se traduce en una pérdida de recursos importantes por la falta de seguimiento o justificación de los movimientos realizados, lo cual se puede traducir en un dolor de cabeza financiero.

Ante esta situación, las tarjetas de gastos empresariales son una excelente opción para gestionar los pagos dentro una organización. Edenred ofrece soluciones integrales para todo tipo de negocios, con tarjetas empresariales que permiten comprar en miles de establecimientos físicos y en línea a nivel mundial.

En conclusión, una gestión eficiente de la caja chica es vital para las empresas. Hacerlo les garantiza evitar errores comunes, como la falta de ésta, la ausencia de políticas de gastos y la omisión del seguimiento de los desembolsos. Por ello, establecer límites, definir políticas transparentes y llevar un registro detallado son pasos esenciales para un control efectivo. Una caja chica bien manejada no solo previene pérdidas financieras, sino que también optimiza recursos y mejora la planificación financiera. En este contexto, las tarjetas de gastos empresariales ofrecen una solución integral para una gestión eficaz de los pagos, brindando transparencia y responsabilidad en el manejo de los recursos empresariales.

Edenred_Dic2023_Caja chica.docx.pdf

PDF - 86 Kb

Edenred_Dic2023_Caja chica.docx

DOCX - 506 Kb
Rosario Robiou

Rosario Robiou

another

 

Consigue actualizaciones en tu bandeja de correo

Al hacer clic en "Suscribirse", confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad.

Sobre Edenred

Edenred es la plataforma líder en servicios y pagos, así como el compañero diario de los trabajadores, conectando a más de 50 millones de empleados y 2 millones de comercios asociados en 46 países a través de más de 850,000 clientes corporativos. 

Edenred ofrece soluciones de pago con fines específicos para la alimentación (vales de despensa y restaurante), la  movilidad (tarjetas de combustible, mantenimiento, peaje y soluciones de desplazamiento), los incentivos (tarjetas de regalo, plataformas de lealtad de empleados) y los gastos corporativos (tarjetas virtuales). 

Fieles al propósito del Grupo: “Enriquecer conexiones. Para bien” estas soluciones mejoran el poder adquisitivo y el bienestar de los usuarios, mejoran el atractivo y la eficiencia de las empresas, revitalizando el mercado laboral y la economía local. También fomentan el acceso a una alimentación más sana, a productos más respetuosos con el medio ambiente y a una movilidad más sencilla.

Los 10,000 empleados de Edenred están comprometidos para hacer del mundo un ecosistema conectado que sea más seguro, más eficiente y más responsable cada día.

En 2020, gracias a sus activos tecnológicos globales, el Grupo gestionó cerca de €30 mil millones de volumen de negocio, prinicipalmente a través de aplicaciones móviles, plataformas online y tarjetas. 

Edenred cotiza en la bolsa Euronext de París y está incluida en los siguientes índices CAC Next 20, CAC Large 60, Euronext 100, FTSE4Good y MSCI Europe.


Los logotipos y otras marcas comerciales mencionadas y presentadas en este comunicado de prensa son marcas registradas de Edenred S.A., sus filiales o terceros. No pueden utilizarse con fines comerciales sin el consentimiento previo por escrito de sus propietarios.

 Edenred cotiza en la bolsa de valores Euronext de París y está incluida en los siguientes índices: CAC Next 20, FTSE4Good, DJSI Europe y MSCI Europe.
 Los logotipos y otras marcas comerciales mencionadas y presentadas en este comunicado de prensa son marcas registradas de Edenred S.A., sus filiales o terceros. No pueden utilizarse con fines comerciales sin el consentimiento previo por escrito de sus propietarios.

Contactar

Lago Rodolfo No. 29, Del. Miguel Hidalgo, CP. 11520 Ciudad de México

(55)5262-8800

www.edenred.mx